¿Cómo los pensamientos se convierten en enfermedades?

Los pensamientos negativos son un arma mortal para quién los crea

Cuidar de nuestros pensamientos es fundamental en la bioquímica de nuestro organismo, ya que evitará que nos inundemos de toxinas que debilitarán nuestros sistemas. Frecuentemente hemos escuchado frases como “los pensamientos de carga negativa o destructiva afectan a la salud y pueden crear enfermedades”.

Pero ¿Conoces la carga enérgica que acompaña a los pensamientos? ¿Eres consciente de como un pensamiento puede repercutir en el organismo, somatizando la idea obsesiva?

Es por ello la importancia de “pensar de forma correcta”, es decir, que tus ideas y pensamientos vayan encaminados a que sean beneficiosos y adecuados para ti y los que te rodean.

El estrés, la ansiedad, la prisa, la preocupación… hace que nuestro cerebro cree situaciones irreales y, como respuesta química a ello, nuestro hipotálamo segrega las hormonas correspondientes a un ataque o a una situación de peligro inminente para nuestra vida… Y así, durante horas al día, y durante días y días al año.

De esta manera, se fragmenta nuestro cuerpo por la intoxicación bioquímica, porque ningún organismo puede estar en shock, estrés, miedo, preocupación, de manera permanente.

La constante aparición de estos pensamientos negativos, anteriormente propuestos da lugar a infartos, anginas de pecho, ulceras, hipertensión, diabetes, parálisis, entre otras patologías que pueden colocar en riesgo la vida de quien la padece.

No olvides que, tus pensamientos son las “instrucciones” que recibirá el cerebro a tu hipotálamo para que éste cree las hormonas que correspondan a ese estado mental”.

Si descuidas tus pensamientos, la bioquímica del organismo seguirá un patrón incorrecto y te invadirá de toxinas que no juegan a tu favor, sino que te debilitan, primero emocionalmente (ira, rabia, etc.) y después orgánicamente.

Así que sabiendo todo lo que conlleva un pensamiento negativo, empieza desde ya a invertirlos por Amor, Confianza, Seguridad, Tranquilidad, Paz, Alegría, entre otros. Esto conlleva a que el hipotálamo produzca hormonas endorfinas, placenteras, de calma, etc.

Espero que este artículo sea de gran utilidad para ti y tus amigas. No olvides darnos like y compartir el texto en tus redes sociales, para que más mujeres tengan conocimiento de cómo los pensamientos pueden repercutir en nuestro organismo.

Check Also

10 Problemas de salud comunes que puedes tratar usando la sal de epsom

Nuestras abuelas a menudo usaban sal de Epsom en sus recetas, y sus potentes propiedades …