El beso de Singapur, el olvidado truco que te ayuda a generar mejores orgasmos.

Si eres de los que cada vez que tiene la oportunidad se pregunta a sí mismo ¿Que puedo hacer para mejorar mi vida íntima?, esta nota te interesará mucho. te traemos el beso de Singapur.

No te voy a decir que “debes ir a donde un médico especializado, ni tampoco que gastes mucho dinero en productos milagrosos”, lo que hoy te vengo a contar de hecho es un “truco” muy antiguo que muchas personas nunca han dejado de hacer.

Con esto me refiero a que en realidad hay técnicas milenarias como la del pompoir y su variante árabe, el kabazza o como se le conoce por la mayoría de la gente que lo practica, “el beso de Singapur” y en esto consiste…

Este beso se trata de una magnifica técnica donde la mujer es la protagonista porque es ella la que tiene control absoluto del encuentro intimo con su pareja. en vista de que  es la que se encarga de estimular el miembro masculino del hombre con su vagina como si esta lo estuviera succionando. El truco de todo esto consiste en permanecer inmóviles y que la mujer en lugar de moverse como si estuviera cabalgando, utilice su musculo pubocoxígeo para estimular la erección del hombre.

En qué consiste esta teoría

En teoría no luce como algo fácil de hacer, pero se puede practicar y dominar completamente por medio de ejercicios en los músculos pelvicos de la mujer.

Expertos en la materia afirman que con un entrenamiento adecuado, la técnica se puede dominar en menos de 5 meses.

“El beso de Singapur” es una antigua técnica hindú con aproximadamente 3000 años de antiguedad que ha sido tomada por otros países del mundo como: Japón, Tailandia entre otros, incluso se conoce que las Geishas aprendían esto a pedido de sus clientes.

Como se debe practicar

Se debe practicar siempre con la mujer encima del hombre, o de lado, para que ella marque el ritmo e intensidad del encuentro. Esta práctica mejora y prolonga los orgasmos tanto del hombre como de la mujer.

Denise Costa, fundadora de la página Pompoir Book, asegura que esta antigua técnica puede provocar que la mujer experimente los tres tipos de orgasmos posibles : el vaginal, el del clítoris y el menos habitual de todos ellos, el del útero.

 

Check Also

10 señales que revelan si eres mala en la cama

Es una realidad, en el sexo, como en todo, existen cosas buenas y cosas malas; …