La triste historia de un padre que lleva a su hija enferma a jugar a su futura tumba todos los días.

Zhang Liyong es padre de una pequeña niña que infortunadamente desde que nació ha sufrido un trastorno en la sangre que afecta gravemente su salud. El cual no mejora a pesar del sin numero de tratamientos a la cual ha sido sometida.

Lo mas triste de esta historia es que debido a la complicada condición financiera de la familia, esta no podrá seguir costeando los tratamientos lo que haría que la niña fuera debilitandose hasta llegar al punto de morir. Pero a pesar de la adversidad este padre decidió demostrarle el amor que siente por su hija de una manera increíble.

Zhang, lleva todos los días  desde hace dos año a su hija a jugar a una tumba que el mismo ha cavado para que esta juegue en ella. La idea de este padre es que la pequeña se familiarice con este entorno y vaya aprendiendo ha aceptar su muerte, debido a que los tratamientos medicos ya no podrán ser costeados. Ademas esta ha sido una terapia para la familia pues estos tambien deberán aceptar que llegara el día en que la pequeña parta de este mundo y este será el sitio donde permanecerán sus restos.

La enfermedad que sufre la pequeña se llama talasemia, la cual se traduce en un trastorno hereditario de la sangre la cual requiere transfusiones sanguíneas de por vida. El gasto que ha realizado la familia superan los 100.000 yuanes (USD 14.000), gasto que no podrán seguir realizando debido a las grandes deudas que los agobian y la no ayuda de parte de la comunidad.

 

Que piensas de esta difícil situación?

Foto: Pear Video

Con información de : PEAR VIDEO

Check Also

Este hombre con alzhéimer olvidó que estaba casado y le propuso matrimonio a su esposa

Michael Joyce y Linda Joyce renovaron sus votos matrimoniales luego de 34 años de su …