¿Por qué ya no quiero tener relaciones sexuales con mi esposo?

Las mujeres suelen recurrir a citas medicas o charlar con sus amigas de un tema interesante «ya no quiero tener relaciones sexuales con mi esposo» y algunas veces no saben cuál es la razón, sencillamente han perdido el deseo.

Una mujer comenta que cuando conoció a su esposo hace más de 20 años ambos hicieron química y sentían una fuerte atracción, se besaban y sus hormonas se disparaban, ella deseaba que esos momentos duraran para siempre. Pero hace poco notó que ese deseo se había perdido.

En el año 2008 se realizo una encuesta a más de 30 mil mujeres en Estados Unidos, el diario Obstetrics & Gynecology publico los resultados y se descubrió que el 40% de las mujeres habían tenido un problema sexual en algún momento, uno de los problemas más comunes es la falta de deseo.

Las razones por las que una mujer no quiere tener relaciones o ha perdido el apetito sexual son muy diversas, de acuerdo con algunos especialistas, las razones pueden ser:

1.- Insomnio. Al saber que te cuesta trabajo dormir te concentras más en saber que estás cansada y en otras cosas más que en el deseo sexual. Los expertos dicen que el sexo puede aliviar el insomnio.

2.- Problemas de infertilidad. No poder tener un hijo es una situación angustiante y complicada para mujeres y hombres, puede llegar a influir en el deseo sexual por largos periodos de tiempo. Programar la actividad sexual hace ver al sexo como un medio para llegar a un objetivo. Pensar que tu cuerpo te ha fallado hace que asocies al sexo con la tristeza, vergüenza y decepción.

3.- Infidelidad. Es una experiencia desagradable y te provoca falta de deseo. Lo mismo pasa si tú eres infiel, pero en este caso el efecto es de culpa y estrés, vergüenza, ansiedad y enojo, todo eso reduce las ganas de intimar con tu pareja.

4.- Convertirse en mamá. Cuando un bebé llegó a casa sientes cansancio, tienes cambios hormonales a causa del embarazo y el parto, y además tienes un cuerpo diferente y experimentas sequedad vaginal.

5.- Baja Autoestima. No sentirte segura con tu cuerpo afecta tu desempeño sexual y eso repercute en tu deseo.

6.- Problemas a la tiroides. Esta glándula está en la parte frontal del cuello, segrega varias hormonas que influyen en la vida sexual. Los trastornos a esta glándula tienen síntomas como fatiga, depresión y disminución de la libido.

7.- Cambios hormonales. La menopausia influye, pues el cuerpo produce menos estrógeno.

8.- Menos ejercicio. El sedentarismo y la falta de actividad disminuyen la libido.

9.- Aburrimiento. Una buena idea es innovar las relaciones con nuevas posiciones o actividades que los hagan salir de la rutina.

10.- Medicamentos. Algunos medicamentos alteran el deseo sexual, como los anticonceptivos hormonales, los antidepresivos, los que controlan la vejiga y los antihistamínicos.

¿Qué hacer para reavivar el deseo ?

1.- No te fuerces. Es normal que te sientas cansada y tener solo ganas de dormir, descansa y trata de recuperarte, ya tendrás la oportunidad de sentirte atraída.

2.- Comunícate con tu pareja. La comunicación es primordial en el matrimonio, habla de lo que sientes, lo que te gustaría que sucediera, lo que te desagrada. Toma responsabilidad de lo que te toca y no culpes a tu pareja. Escucha también a tu pareja.

3.- Analiza tu relación. Haz un análisis de cómo va tu relación, qué estás viviendo, cómo lo vives, si te sientes contenta, si eres feliz, cómo comunicas tu sentir. ¿Cómo te sientes?, ¿cómo se siente tu pareja?, ¿cómo se sienten juntos?, ¿qué no te gusta?

4.- Habla. Cuando identifiques todo lo que pasa contigo podrás expresarte claramente con tu pareja, escucha atentamente lo que tu pareja desea decirte.

5.- Acude a un especialista. Si la falta de deseo sexual es persistente no dudes en pedir ayuda de los expertos.

 

 

Check Also

Estudio afirma que cuanto más inteligente es la mujer más le cuesta casarse.

¿Estas soltera aún?, lo más probable es que tu soltería este vinculada con tu inteligencia. …